Se trata de la Denominación de Origen vitivinícola más antigua de la actual autonomía de Castilla y León; concretamente se creó en el año 1980, e inicialmente circunscribía su producción a vinos blancos. La zona cuenta con una tradición antigua, ya que hay noticias de cultivo de la vid desde la Edad Media, sobre todo elaborando vinos tintos. En el siglo de oro español, los vinos más afamados de esta zona eran vinos dorados, criados durante 10 años, y que llegaron a tener un precio controlado.

A principios del siglo XX, la superficie de viñedo era de unas 90.000 ha, pero tras el ataque de la filoxera, y el auge de otros cultivos más rentables como el trigo se redujo la superficie de cultivo.

Desde el año 1994, se permitió la elaboración de vinos rosados y tintos, con la inclusión en la DO de productores de vino de la Tierra de Medina, pero tras una sentencia del Tribunal Supremo, confirmando una anterior del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en octubre de 2006, se revocó. La D.O. Rueda ampara en su Reglamento, desde el 5 de agosto de 2008, la elaboración de vinos tintos y rosados en sus diferentes categorías de jóvenes, crianza, reserva y gran reserva, con gran predominio de la variedad tempranillo, conocida también en la región como tinto del país o tinto fino. Las variedades autorizadas para la elaboración han demostrado su perfecta adaptación a la zona, así como sus cualidades para la elaboración de vinos de calidad.

Bodegas Cerrosol

Bodegas Cerrosol S.A. es una bodega familiar que fue fundada hace 30 años en Santiuste de San Juan Bautista, Segovia, en el corazón de la D.O. Rueda en el centro de Castilla y León, España.

La familia Vegas- Cordobés está involucrada hasta la tercera generación en esta bodega con la ilusión de mantener los valores tradicionales de los vinos de nuestra región con a ayuda de los mejores avances tecnológicos para su vinificación.

Bodega Nexus & Frontaura

Su privilegiada situación, unida a las especiales condiciones climatológicas y las excepcionales características analíticas de fertilidad del terreno han permitido a bodegas frontaura elaborar vinos muy distintivos, dotados de una singular personalidad. 

La finca cuenta con 120 hectáreas en producción de la variedad autóctona Tempranillo Tinta de Toro y está inscrita en la Denominación de Origen de Toro, una de las más apreciadas en la actualidad por críticos como Robert Parker, restauradores, gourmets y aficionados al vino.

Bodegas Félix Lorenzo Cachazo

Felix Lorenzo Cachazo comenzó pronto a trabajar en una antigua bodega subterránea de Pozaldez, donde daba vida a los antiguos “amontillados”.

Poco queda ya de aquellos vinos, tan duros y especiales, pero sin olvidar que han sido la semilla de los modernos y exitosos verdejos de la actualidad.

Félix fue uno de los “inventores” de ese cambio, que supuso la salvación de la uva Verdejo, por aquel entonces condenada a su desaparición.